9 sept. 2015

La biblioteca, un espacio para el disfrute

Con mucha alegría he venido notando que, poco a poco, los estudiantes se han ido acercando un poco más a la biblioteca y la emplean en diferentes momentos y para distintas actividades.
Es así como vienen a hacer lectura, tareas, incluso en compañía de sus docentes adelantando clase.
De esta manera, se está impulsando la biblioteca como ese espacio que le sirve a la comunidad educativa en su proceso formativo, pero también como un espacio que nos debe invitar a la convivencia, el respeto, la tolerancia y la participación comunitaria.

La biblioteca es un espacio de todos y para todos, y en ella debemos tener en cuenta ciertas indicaciones para hacer un uso adecuado tanto de sus recursos como del espacio que la compone. Por tanto, los invito a que tengan en cuenta las siguientes consideraciones y evitar las siguientes conductas en la biblioteca.


  • Entrar con bicicletas, balones, radios sin audífonos o cualquier otro objeto que afecte el orden y la concentración.
  • Entrar en estado de embriaguez, bajo el influjo de alguna droga y/o consumiendo alimentos o bebidas.
  • Hacer ruidos innecesarios, gritar, hablar en voz muy alta.
  • Realizar actos que entorpezcan las actividades y funciones de todas las demás personas que participan en la biblioteca afectando la concentración.
  • Entrar a los lugares donde no esté permitido, tales como: el área de circulación y préstamo, procesos técnicos y/o bodega.
  • Entrar con libros personales, sin antes registrarlo con el bibliotecario(a).
  • Comer y beber.
  • Pegar chicles en el mobiliario de la biblioteca.
  • Pintar o rayar la biblioteca, en el interior y/o exterior.
  • Rayar mesas, sillas, libros y demás objetos.
  • Los usuarios deben mantener el espacio limpio depositando, la basura en los depósitos correspondientes para ello.
    • (Alcaldía de Medellín. Manual para la Red de Bibliotecas Escolares)

Con respecto al material bibliográfico debemos evitar:

  • Rayar y/o pintar los materiales.
  • Recortar, rasgar, mutilar las hojas de los libros.
  • Hacer anotaciones en y sobre los materiales.
  • Evitar la caída del material.
  • Introducir cualquier tipo de objeto entre las páginas como: lapiceros, lápices, otro libro, etc.
  • Evitar mojar y/o regar con algún líquido o comida.
  • En el caso de que lo encuentre en mal estado procure no repararlo, informe su estado inmediatamente al encargado de la biblioteca.
    • (Alcaldía de Medellín. Manual para la Red de Bibliotecas Escolares)
Para poder prestar el servicio de préstamo de material, los usuarios pueden emplear los siguientes documentos: si son menores de edad, el registro civil, la tarjeta de identidad, fotocopia de la tarjeta de identidad o el carnet del colegio. Los mayores de edad deben presentar su cédula de ciudadanía o el carnet si se trata de estudiantes.

Es muy necesario tener en cuenta que el material se presta por un determinado tiempo y es responsabilidad del usuario hacer la devolución del mismo en la fecha prevista, ya que de no hacerlo, el usuario será acreedor a una sanción que consiste en el no préstamo de nuevo material hasta nuevo aviso. Recuerden que el material de la biblioteca está para el servicio de toda la comunidad educativa, y al no hacer las devoluciones a tiempo, estamos afectando las necesidades de los demás.

En la biblioteca también debemos recordar dejar los libros consultados encima de las mesas, así como el evitar desorganizar la colección, Poco a poco, ésta se ha venido organizando en sus áreas específicas con el fin de facilitar su ubicación y por tanto, agilizar el servicio de préstamo.

Espero que estas indicaciones nos permitan una mejor participación en el espacio de la biblioteca. Los invito a que las tengan en cuenta para así poder disfrutar y aprovechar este espacio y entre todos lo convirtamos en un lugar de aprendizaje, sana convivencia y disfrute.

Martín Leonardo Rocha Rincón.
Bibliotecólogo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada