29 oct. 2015

Símbolos yreconocimientos

Ayer miércoles 28 de octubre, se llevó a cabo en la institución la ceremonia de entrega de símbolos institucionales por parte de los estudiante del grado once a los de décimos. Fue un acto muy solemne, en donde los estudiantes hicieron gala de un muy buen comportamiento.
Como pasa con todos los símbolos, los institucionales están cargados de sentido y significado, y permiten reconocer en ellos a una comunidad la cual se siente identificada con ellos.

En dicho acto, tuve la oportunidad de leer unas pocas palabras con motivo de fecha tan importante. Este tipo de acciones, la de participar en la vida del colegio con intervenciones  diferentes a nuestro que hacer cotidiano,  permite que los bibliotecarios nos vayamos haciendo notar en nuestras instituciones, con lo que se gana relevancia para nuestras bibliotecas.

Se necesita entonces que, quienes estamos al frente delas bibliotecas, asumamos una postura de mayor participación que permita llevar la biblioteca a la institución más allá de las paredes en la que estos espacios se encuentren confinados. Lograr espacios de participación con los docentes, solicitando a las directivas poder participar esporádicamente para hacerles saber qué hace la biblioteca y cómo ellos como docentes nos pueden ayudar, ya que el PILEO es una responsabilidad conjunta y por tanto, se necesita de un grupo muy consolidado para adelantar esta misión tan importante.

La última intervención durante el acto de entrega de símbolos corrió por cuenta de la directora del colegio, la cual presentó un balance de su gestión y, para gran alegría mía, destacó la labor que la biblioteca y este servidor, han venido adelantando al interior de la institución, precisamente porque, según ella, el bibliotecólogo ha buscado sus espacios en la institución, se mantiene informando lo que va a hacer, lo que ocurre en la biblioteca, incluso que yo hablo más que ella por el sistema de perifoneo de la institución.

Permítanme decir lo siguiente, para mi, como profesional, resulta muy gratificante escuchar este tipo de comentarios, ya que dan cuenta que a labor se está haciendo y es reconocida y valorada. Aún queda mucho por hacer y espero poder tener la oportunidad de seguir y mejorar más las cosas en la biblioteca. Por tanto, insto a todos mis colegas bibliotecarios a que sigamos trabajando en pos de este objetivo tan bello y significativo. Recordemos que la biblioteca escolar es la puerta de entrada que tienen muchos usuarios para ingresar a ese mundo basto de la información y de las otras tipologías de unidades de información y por eso nuestra labor es tan significativa, por cuanto somos incentivadores de la curiosidad y el aprendizaje.

22 oct. 2015

El buen fútbol

El pasado jueves 15 de octubre, dentro del marco de la semana de la convivencia y el buen trato, tuvimos la oportunidad de interactuar un rato con todos los grupos de la institución y para tal fin, tanto en la jornada de la mañana como en la de la tarde, se adelantó el conversatorio "de barras bravas a buenos hinchas, por un fútbol en paz, armonía y sin violencia". Dicha actividad buscaba hacer una invitación a la reflexión en torno al tema del fútbol, pero trascendiendo las barreras de los estadios y ubicando las situaciones en lo cotidiano, en busca del reconocimiento del otro como un ser que tiene sentimientos y al cual debemos estar dispuestos a respetar. 
Los alumnos de bachillerato estuvieron prestos a escuchar la reflexión y los de primaria hicieron una fiesta con sus banderas, camisetas y cánticos, además de participar activamente en la actividad. Tanto a estudiantes como a docentes y directivos, mis agradecimientos por la acogida del evento.







13 oct. 2015

Las barras bravas, todo lo contrario al buen deporte


Durante esta semana en nuestra institución, se va celebrar la “Semana del Buen Trato y la Convivencia” y en tal virtud, me he tomado la libertad de proponer las siguientes líneas a manera de reflexión sobre un tema que causa mucha preocupación en la ciudadanía: las barras bravas.

El término  “barras bravas”, hace referencia a  grupos de personas adscritas a algún club de fútbol y que se caracterizan por cometer actos violentos dentro y fuera de los estadios, sin ningún respeto por la propiedad ajena e incluso por la vida de las personas, ya que desafortunadamente, son muchos los muertos que estas manifestaciones han enlutado los hogares de muchos hinchas.

Este fenómeno comenzó en nuestro país hacia 1990, con una gran influencia de las barras argentinas, en donde el canto y el apoyo incondicional son la constante, además de la agresividad en contra de sus adversarios, a quienes atacan no solo de palabra sino también de obra. El auge de las nuevas tecnologías a través de las redes sociales, ha permitido que este fenómeno se recrudezca, ya que no han sido pocos los casos que hemos sabido en donde hinchas de diferentes equipos se citan para agredirse no solo en los estadios sino fuera de ellos, con tan lamentables resultados.

Infortunadamente, el término se ha venido generalizando, incluso a aquellas organizaciones de hinchas que ejercen su pasión por el fútbol de forma más acorde al buen trato y el respeto por las diferencias, por lo que cada situación de violencia se generaliza aún cuando haya participantes que no intervienen en dichos desmanes.

Esta problemática se ve permeada por otros factores externos, que no son ocasión de estas líneas, pero si nos debe llevar a pensar que se requiere una mayor participación como ciudadanía y que la solución puede estar en nuestra manos, cuando con nuestras acciones podemos invitar a una sana convivencia y un sano disfrute de un deporte tan popular y que mueve tantas masas como lo es el fútbol.

10 oct. 2015

De brujas y murales

Se llegó octubre, mes para recordar cosas que nos dan miedo, y la biblioteca de la IEflores se ha vestido para la ocasión

Muchas de las figuras empleadas fueron realizadas por algunos de los amiguitos de la jornada de primaria




Y para darle un nuevo toque a la biblioteca, se ha adecuado un espacio que haga las veces de periódico mural




He aquí Bibliovisual, cortesía de mi talentosa esposa Doris